DPF FAP EGR

El filtro de partículas es un dispositivo ubicado en el tubo de escape que se encarga de retener todas las partículas sólidas generadas por los motores diésel y que permite a los vehículos que lo equipan cumplir con las normas de emisiones contaminantes EURO4/EURO5.

Las causas más frecuentes de la saturación de los filtros de partículas son:

  • Uso del vehículo exclusivo en ciudad
  • Utilización a velocidades inferiores a 60 kilómetros por hora
  • Recorridos cortos

Podemos eliminar a través de la reprogramación de la centralita los sistemas de  válvula EGR (recirculación de gases de escape), filtro de partículas también llamado FAP y DPF

Sin ningún problema de luces en el cuadro de instrumentos y sin ningún intento de regeneración del filtro de partículas, permitiendo el vaciado del propio filtro. Una vez realizada la anulación del filtro, existen dos opciones para que este no se obstruya y no haya problemas de presión en el escape con los consecuentes problemas de funcionamiento.

  1. Eliminar físicamente el filtro interno (vaciándolo).
  2. Instalando los escapes sustitutivos de los fap originales, para no tener que vaciarse internamente y así poder conservar intacto el filtro original.

Contamos con las mejores herramientas, con soporte técnico, actualizaciones y software original que nos permite el acceso a todos los parámetros de la gestión electrónica del motor y el conocimiento adquirido durante todos los años de experiencia, de profesionales del motor.

MUY IMPORTANTE:

  • Los sensores del sistema de filtro de partículas tienen que estar en PERFECTO estado , la ECU necesita seguir recibiendo datos de dichos sensores.
  • Como consecuencia de una saturación excesiva del filtro, la EGR y la junta del colector de escape pueden resultar seriamente dañadas y son piezas que hay que sustituir.